Mariscos a la sal

También es posible preparar algunos mariscos a la sal. Es menos frecuente pero productos como los langostinos o las gambas quedan magníficos con esta preparación.

La manera general de elaborarlos es similar, y las principales diferencias con la preparación de pescados a la sal son:

  • Se pueden preparar en el horno pero también en una sartén, o incluso algunos lo preparan en el microondas.
  • El tiempo que necesitamos para hacerlos es menor, normalmente nunca más de 10 minutos.
  • La temperatura también es más baja. Así si decidimos hacerlo en horno este no debe pasar nunca de 200º C y la temperatura óptima estaría entorno a los 180º C.

Los mariscos preparados a la sal es fundamental tomarlos recién hechos, sin dejarlos reposar como los pescados.

Fuente: http://www.pescaderiascorunesas.es/blog/blog/pescados-y-mariscos-a-la-sal/

Ambientador de sal

Con algo de sal, pocas naranjas y una cuchara, tendrás un ambientador natural para tu casa.

Una casa con olor rancio o cubierta con olores es poco atractiva y desagradable. Los ambientadores comerciales no siempre eliminan los olores y pueden ser costosos a la larga. No tienes qué estar comprando ambientadores. Tú puedes preparar un ambientador de cáscara de naranja en tu cocina. Con algo de sal, pocas naranjas y una cuchara, tendrás un ambientador natural para tu casa en menos de diez minutos.

Nivel de dificultad: Fácil

Necesitarás:

  • Guantes de látex
  • Cuchillo
  • 1 o más naranjas
  • Cuchara
  • Sal

Instrucciones:

  1. Corta la naranja a la mitad.
  2. Con la cuchara retira la pulpa de la naranja. Pon la pulpa a un lado, con ella podrás hacer jugo más tarde.
  3. Llena las cáscaras de la naranja con dos cucharaditas de sal de mesa. Extiende la sal alrededor del interior con tus dedos.
  4. Coloca las cáscaras en una bolsa de plástico o recipiente de plástico. Si es una bolsa selladora, no la selles.
  5. Coloca la bolsa o el recipiente sobre una mesa, en el armario o alguna otra superficie en tu casa, para que la sal dentro de las cáscaras de naranja puedan absorber los olores y pueda también liberar la fragancia de naranja dentro de tu casa.
  6. Repite los pasos para hacer más ambientadores de cáscara de naranja.

Consejos y advertencias:

Los ambientadores de cáscara de naranja también puedes colocarlos en el refrigerador para que huela bien.

Escrito por Nick Davis | Traducido por Elizabeth Garay Ruiz

Fuente: http://www.ehowenespanol.com/ambientador-cascara-naranja-sal-como_159357/

Solomillo de Novilla con Romero

INGREDIENTES

2 filetes de solomillo de novilla o ternera, de unos 2 cms. de grosor
1 brik de nata ligera pequeño
4 bolas de pimienta blanca o Pétalos de sal Cinco Pimientas
1 rama de romero fresco
Pétalos de Sal – Fossil River
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN

solomillo_de_ternera_a_la_sal_ampliacionEn una sartén ponemos la nata a calentar y cuando empiece a hervir añadimos la pimienta blanca molida o unos Pétalos de sal Cinco Pimientas, dándole un toque de sabor y pimienta a la vez. Luego, podemos poner unas 20 hojas de romero para darle ese sabor final para que quede completamente exquisito. Dejamos que se haga despacio hasta que tenga el espesor que mas nos guste.
En una sartén de parrilla echamos aceite y cuando esté caliente añadimos los filetes de solomillo. Con el fuego fuerte los haremos, mas o menos, según nos guste la carne de hecha. No recomendamos hacer mucho el solomillo pues coge una textura correosa. Es mejor que quede al punto. Para los que quieren la carne muy hecha es mejor servir esta salsa con un filete más fino.
Servimos poniendo cada filete en un plato añadiendo patatas fritas o ensalada, según la degustación que queráis y luego, el paso más importante para finalizar el plato; Le echamos Pétalos de sal haciendo que caigan sobre la carne con su forma natural.  Ponemos en una esquina un poco de la salsa y el resto la ponemos en una salsera.

Patatas fritas supremas

Cuando vi a David de Jorge (@robinfood) por primera vez estaba haciendo patatas fritas. Su manera de expresarse con la cocina me encantó y viendo el resultado me animó a hacerlas, eso sí, con los pétalos de sal fósil.

Para empezar es importante cortar las patatas en trozos bastante grandes. A mi no me gustan tipo cuadradas, de modo que hago gajos. Así:

Para unas buenas patatas fritas, buenas patatas debes usar
Patatas cortadas “gordas” y limpias, así se confitan muy bien y no se pegan entre sí

 

Las limpio, las pongo en la sartén y las cubro con aceite de oliva y unos dientes de ajo (esto es importante).

Enciendo el fuego, suave, y las dejo que se medio cuezan y medio confiten. 15 o 20 minutos haciendo xup-xup. El objetivo aquí es que las patatas queden bien tiernas por dentro.

Apago el fuego y se van enfriando. A los 15 o 20 minutos de reposo enciendo el fuego de nuevo al máximo y las frío hasta que quedan doradas. Las saco y les quito el aceite sobrante en papel de cocina. Así conseguimos unas patatas tiernas por dentro y crujientes por fuera.

Una vez en el plato espolvoreo las patatas con pétalos de sal que es lo que le dará un toque crujiente adicional.

Si el plato es oscuro utilizo los pétalos de sal blancos, pero en platos claros los pétalos de sal negra, que le da un contraste muy profesional.

Patatas fritas contrastadas con los pétalos de sal

Detalle de las patatas, el ajo y las escamas de sal
El ajo, a quien le guste, es una exquisitez

 

El resultado es elevar las patatas fritas a otra dimensión. La próxima vez que hagas patatas fritas prueba de hacerlas así, llorarás de emoción cuando las comas y tus invitados quedarán sorprendidos.

Si no encuentras la sal aqui la puedes comprar online:

Comprar los Pétalos de Sal Blanca y los Pétalos de Sal Negra.